Como elegir un pez sano

Seguro que más de una vez os preguntasteis que factores hay que tener en cuenta a la hora de comprar un pez sano, es algo mas o menos sencillo, solamente hay que seguir unas pautas por medio de la observación del pez.

Como alguno habréis aprendido a la fuerza, no siempre los peces que compramos en las tiendas especializadas están sanos o bien cuidados, algunas veces la única forma de saber si este está o no sano es, luego en nuestra casa, durante la cuarentena ya que pueden estar recién infectados, pero otras veces, la gran mayoría, podemos observar síntomas en la tienda antes de comprarlos.

Cosas a tener en cuenta:

  • Que no tengan las aletas fracturadas o deshilachadas. Esto en la mayoría de ocasiones es por alguna enfermedad, aunque hay que decir que el caso de aletas fracturadas podría ser también debido a alguna pelea con otro pez.
  • Que las aletas no las tengan pegadas.
  • Que el pez este activo. Un pez que está constantemente parado en el fondo suele ser un pez que está enfermo o incluso podría indicarnos que es muy viejo.
  • Que no nade excesivamente rápido y/o golpeándose contra los cristales.
  • Que tenga un buen color. La mejor forma de saber que tiene un color sano es observando a todo el conjunto de peces, ya que la falta de coloración siempre es un indicativo de enfermedad.
  • Que no le falten escamas
  • Que no tenga puntos (blancos) ya que esto es una enfermedad altamente contagiosa.
  • Que no se rasque con la decoración o la grava.
  • Que nade de forma horizontal.
  • Que no este constantemente escondido.
  • Observar que coma, aunque esto no siempre es posible conseguirlo, ya que no siempre nos permiten en la tiendas alimentarlos, por los peligros de la sobrealimentación.
  • Las heces deben de ser de un color oscuro, en el caso de que sean blancas o gelatinosas o blancas y gelatinosas, son indicadores de parásitos intestinales.
  • Que los ojos sean claros y brillantes, es decir, que no estén blanquecinos ni hinchados, esto se sabe comparándolo con el resto de peces de su especie.
  • Que no saque la cabeza para respirar.
  • Que no tenga el vientre hundido
  • No tenga la columna torcida.
  • En el caso de peces como los discos, que no estén oscurecidos.

Como veréis lo más importante a la hora de elegir un pez es siempre la observación, vale la pena perder unos 5 minutos observándolos antes de decidirse si comprar o no.

Imágenes de google

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This