¡Hola seguidores!

Como sabréis hace aproximadamente un año realicé un cambio de grava en el acuario por una especial japonesa para las plantas, la cual ahora no recuerdo el nombre, pues bien voy a contaros mi experiencia con la misma.

Tengo que admitir que para las plantas es la mejor tierra que he empleado en mi acuario, pero…. para los peces…. lo peor, ya que, a la mínima se deshace y se forma un barrizal impresionante en el acuario.

Este barrizal por mucho que lo limpiara no terminaba de desaparecer, produciendo que las corydoras estuvieran en su salsa ya que no tenían que pelear mucho removiendo, pero el resto de peces (sobre todo los discos) se fueran estresando y muriendo. Puse distintos tratamientos, cambios de agua como siempre, revise el filtro de ósmosis inversa cambie hasta de marca del acondicionador por otra mucho más potente y seguía pasando lo mismo.

Conclusión: que el mayor problema venía producido por el barro formado, que a su vez, las propias corydoras levantaban el polvillo y ensuciaban las plantas.

Pero ya sabéis que en la grava es uno de los puntos donde anidan más cantidad de bacterias ¿no? por ello no se debe eliminar al 100% esta y más realizando como voy a realizar yo, un cambio de agua de casi el 100%.

Por ello lo realizo de la siguiente manera:

  • Sacar la mayor agua posible junto con los peces, el filtro y calentador a un recipiente (en mi caso por el numero de peces 60l)

  • Guardar algo más de agua en un par de garrafas

  • Una vez trasladado todo y comprobar que está bien conectado, vaciamos el acuario completamente con la posterior retirada de la grava.

  • Una vez vacío aprovechamos para limpiarlo bien.Los cristales internos del acuario los limpiaremos con un poco de agua y una esponja nueva (nada de productos químicos).

  • Enjuagamos la nueva grava hasta que el agua salga completamente limpia y la escurrimos (para evitar lo máximo posible restos de cloro)

  • Si ponemos una fina capa de sustrato nutritivo para las plantas (en mi caso aprovecho un poco del sustrato retirado) y añadimos la grava nueva
  • Cojemos un plato y lo colocamos encima de la grava para evitar en el llenado remover el fondo, echando el agua directamente sobre el mismo con un fino chorro (no olvidéis introducir el agua a la misma temperatura y Ph al que tenemos habituados a nuestros peces).

  • Una vez tengamos un palmo de agua (poco más) empezamos a recolocar las plantas.

  • Añadimos el agua retirada a garrafas y una parte de la que tenemos en la urna improvisada donde tenemos a nuestros peces.

  • Colocamos calentador y el filtro. Una vez realizado esto llenamos hasta la mitad el acuario (no olvidéis controlar la temperatura)

  • Trasladamos a los peces y el resto de agua del recipiente.

  • Sí, el acuario no estará lleno del todo, pero teniendo en cuenta que la grava es nueva es ideal no rellenarlo de una, a los 2 días añadimos la mitad de lo faltante y a los otros dos días el resto, así no saturaremos el filtro ya que al haber menos bacterias buenas en el acuario tendrán que realizar mayor trabajo las del filtro.
    Para ayudar al filtro, añadí bacterias de los botes comerciales (ojo sólo sirven para ayudar, nunca son fiables para empezar de cero).

Importante:

Antes de hacer esto nunca hay que limpiar el filtro, y si ya lo realizaste, esperar una semana antes de realizar el cambio. Y sobre todo, el día del traslado, no dar de comer a los peces (no les pasará nada por un día de ayuno) y durante una semana reducir la cantidad de alimento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This