Cambio de agua y sifonado

Cuando poseemos un acuario lo que buscamos es recrear un tipo de hábitat natural normalmente, pero el agua no pasa como en los ríos que se renueva constantemente, a pesar de poseer un buen filtro. Esto no quiere decir que el filtro no sea necesario, al contrario ayuda a tener que hacer muchos menos mantenimientos de acuarios, ya que sin estos los cambios de agua tendrían que ser diarios y de grandes cantidades de agua, sin conseguir así tener un buen equilibrio en el mismo y no asegurando una buena y constante oxigenación de agua.

Tenemos que tener en cuenta que cuantos más peces tengamos mas cambios de agua hay que hacer, pero si respetamos la norma de 1cm de pez (siempre se mira el tamaño adulto) por litro (los que son territoriales es 2l por cada cm de pez). Si respetamos esto (que sería lo mas correcto para evitar enfermedades) podremos hacer cambios de agua cada unos 15 días (en caso de tener menos de los dichos por la regla sino mejor a la semana como mucho 10 días), si tenemos peces mas delicados o exigentes esto debe de ser una vez a la semana o incluso mejor si son 2 o 3.

¿Cómo hacer el correcto cambio de agua?

Lo ideal es, tener siempre unos recipientes nuevos (así evitaremos que tengan restos de detergentes) destinados exclusivamente para esto (yo gasto garrafas de agua de 8l), el día previo se cogen y se llenan estos recipientes, siempre dejándolos destapados para que tengan buena evaporación de cloro y cloraminas, se les añade el acondicionador ( la marca prime es la mejor de todas) y se deja reposar.Recordar que es muy importante que el agua tenga siempre las características similares de dureza y Ph que la diferencia sea muy mínima sino los peces y crustáceos enfermaran y en la mayoría de los casos morirán.

Antes de realizar el cambio nos aseguraremos que la temperatura del agua nueva sea lo mas similar a la que poseen en el acuario, con 1ºC como mucho de diferencia, lo ideal para ello es poseer algún pequeño calentador extra o ir calentándola cuidadosamente a fuego lento controlando constantemente la temperatura. Si no tenemos calentadores extra lo ideal es dejar el agua un par de grados por en cima y así cuando la introduzcamos estará mas o menos a la misma temperatura dependiendo de la temperatura de la casa claro está.

Una vez realizado esto, cogemos un par de cubos destinados al cambio de agua, yo recomiendo hacer esto y no directamente llevarlo con una manguera al desagüe, porque no sera la primera vez que peces jóvenes se me han colado por el sifón sin saber como. Así siempre podremos revisar si alguno se nos coló.

Nota: Al rellenar el acuario hay que hacerlo lentamente, nunca de golpe teniendo mucho cuidado con las plantas naturales y evitando remover la grava que aunque sifonemos bien algún resto puede quedarnos.

¿En qué consiste un sifonado?

Consiste en la eliminación de los restos de comida que pudieran quedar resultantes (si sobre sobrealimentamos) y los desechos de los peces y plantas que quedan en la grava y entre esta que no llega a absorber el filtro (como ya comente es imposible que este depure la pecera al 100%).

El sifón consta de varias partes:

  • La campana: es la zona mas ancha  y tiene una rejilla mediana para evitar que se cuelen los peces (de un par de centímetros así que ojo si hay de menos tamaño) la grava…
  • El tubo es la zona por donde hará recorrido el agua para facilitar la eliminación de desechos y facilitar el cambio de agua.
  •  “La bomba” es esa zona azul que nos servirá para presionar y soltar rápidamente y bombear el agua para que salga a través del tubo.

(Recomendación: el cubo destinado a la eliminación del agua siempre debe estar por debajo del acuario para lograr una buena circulación del agua con buena presión para poder eliminar bien los desechos con que este un par de palmos por debajo del mismo ira perfecto)

El mejor momento para realizar el sifonado es el cambio del agua. ya que al mismo tiempo que estas expulsando el agua, estas aprovechando para limpiar el fondo, así evitaras luego que el agua nueva se pueda contaminar al remover la grava durante la limpieza del mismo y evitas realizar doble faena.

Para realizar un correcto sifonado, la zona de la campana (la mas amplia) debe clavarse en la graba más o menos un par de dedos así podréis recoger mucho mejor lo que se cuela entre la misma sin llegar a obstruir la salida del agua.

El momento de antes del rellenado es el mejor para hacer la poda de las plantas eliminando las partes muertas o para replantarlas como esquejes nuevos, eso ya lo veremos más a fondo en otro apartado.

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This